1 d’abril de 2014

Calidez y serenidad en una casa holandesa


Hoy va a ser un día muy estresante... Tenemos un montón de productos pendientes de ser fotografiados, descritos y subidos a la shop... Pero unos cuantos encargos urgentes nos han tenido entretenidos... Así que la elección de hoy no podía ser más acertada: un lugar que invita a desconectar y relajarse, gracias a su paleta de colores en blanco, azul empolvado y madera clara. Pero también consigue la calidez y la personalidad de esos lugares con alma, con piezas recuperadas y pequeñas dosis de creatividad y color, como en el despacho o en la habitación infantil, donde se estimulan los sentidos... El equilibrio perfecto. ¿Entramos?



















Por cierto, esa butaca es igual a la que tenemos en la Shop ;)





Vía Inside Scoop

2 comentaris:

  1. Me gusta mucho, sobre todo la paleta de colores, las msitas de noche (un DIY fácil) y la cocina, que me ha recordado a la de mi casa cuando vivía en Madrid.
    ¡Un saludo, chicos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí! Femenina, fresca y relajada... Qué bien se debe vivir ahí... Besos!!!

      Elimina