20 de gener de 2016

[Get the look] Cómo colocar las cortinas correctamente

Porque nos gusta aprender y porque es un error que también nosotros hemos cometido alguna vez al elegir dónde colocar exactamente la barra o qué largo escoger. Y qué mejor que aprender de una de nuestras interioristas/estilistas preferidas: Emily Henderson. Toma nota, que nosotros ya lo hemos hecho y ojalá alguien nos lo hubiera contado antes! Errores que podemos cometer:

1. Colocar la barra de la cortina demasiado baja



Al colgar la barra demasiado baja, se consigue que el techo parezca más bajo. Lo ideal es colocarla lo más alta posible, y así conseguir elevar la vista (y también la altura del techo), pero tampoco pegada, así que aproximadamente lo mejor es colgarla a 1/4 de la distancia entre el techo y el inicio de la ventana.

2. Cortinas demasiado cortas



Pero el error más terrible, el que afea más una bonita habitación, es la cortina demasiado corta. Las cortinas cortas crean un efecto extraño, como si la habitación hubiera crecido de repente y su ropa se hubiera encogido... Tampoco hay un largo perfecto, pero sí 3 posibilidades para acertar seguro:

2.1. La flotante: vuela ligeramente sobre el suelo, a penas 1cm, y eso permite que caiga sin interrupciones, con un efecto lacio.
2.2. El beso: a penas toca el suelo y es la más difícil de conseguir, porque hay que tomar las medidas con precisión. Es la opción preferida de Emily, pero para tomar bien las medidas hay que tener en cuenta no sólo el grosor de la barra, sino también los ganchos, las anillas y todo lo necesario.
2.3. El charco: es la opción más romántica, sin duda, y la que nos transporta a otras épocas... Queda genial con telas de alta calidad, como el lino lavado o el terciopelo, porque al crearse el efecto "charco" se aprecia la belleza y la textura del tejido. Eso sí, debe ser gruesa y densa, no funciona con algodón suave.

3. Barra de cortina demasiado estrecha



Otro de los errores más comunes es que la barra de la cortina no sea suficientemente ancha, a lado y lado de la ventana, de manera que las cortinas siempre queden delante, bloqueando la entrada de luz y haciendo que la ventana parezca más pequeña. Lo ideal es que al correr las cortinas totalmente, se pueda ver totalmente la ventana.  

4. Paneles de cortina demasiado estrechos



Cuando ya lo tienes todo medido y estudiado, uno de los errores que pueden ocurrir es que la cortina no sea lo suficientemente ancha. Si tienes una ventana ancha lo mejor es tener una cortina doble, pero lo más importante es que la tela llegue a tapar totalmente la ventana, pero sin quedar tirante, el tejido debe quedar ondulado de forma natural, sin parecer forzado. 

Y para que te quede más claro, Emily ha preparado un esquema de cómo sí y cómo no debes colocar tus cortina:

Via Style by Emily Henderson


Ahora seguro que la próxima vez acertarás con tus cortinas! Si tú también buscas cómo conseguir una decoración con estilo y que muestre lo mejor de ti, pásate por nuestra shop online, o explícanos tus ideas y te ayudaremos a hacerlas realidad. Feliz miércoles!!!


1 comentari:

  1. Un post super práctico. Estaba mirando las de mi salón mientras os leia y la verdad es que cumplo todos los requisitos para que estén bien puestas: barra alta y ancha, paños de tela amplios y acaricia el suelo en modo beso.
    Gracias por compartir.
    Besoa

    ResponElimina