3 de juliol de 2015

[DIY] Cómo hacer unas patas doradas para el lavabo

No sé tú, pero aquí en España cuesta mucho encontrar este tipo de lavabos, y cuando entras en cualquier piso estándar, te encuentras el lavabo con pie blanco a juego y si quieres hacer un lavabo flotante, tienes el problema de encontrar los tubos y sifones de un color aceptable... Así que este DIY que hemos encontrado nos ha encantado, porque lo simplifica todo: ¿no te gusta el color de los accesorios, tubos o conexiones? Pues cámbiale el color!!!




Eso sí, estamos hablando de aprovechar cosas que ya tienes, porque evidentemente la pintura nunca será tan resistente como el color natural del metal, así que no está pensado para durar, sinó para salvar un lavabo que parecía imposible y así poder reciclarlo...

Materiales:
- Tubería de cobre de 2cm de diámetro
- 2 piezas para sujetar en la pared con tornillos
- 2 conectores de cobre en forma de T
- 2 tapas de los tubos de cobre
- sierra de mano con hoja para cortar metal o una multi-herramienta
- Pintura en spray Montana Gold
- cinta de pintor
- cinta métrica
- Cola multimaterial extra fuerte
- papel de lija
- nivel
- taladro





Duración: 3 horas (más secado)

1. Mide la distancia entre la parte inferior del lavabo y el suelo. Corta dos trozos de la tubería de cobre de esa medida con la multi-herramienta o con la sierra de mano.
2. Mide la distancia entre la pata y la pared y corta dos trozos más.
3. Lija suavemente toda la superficie de las tuberías, para que la pintura pueda adherirse bien.
4. Coloca juntas las patas. Pasa el conector en forma de T por los trozos largos y conecta la sujeción de la pared al final de cada tubo corto. Coloca las tapas al final de los dos trozos largos y asegura cada pieza con cola extra-fuerte. Deja secar.
5. En una zona ventilada y bien protegida para no manchar, coloca las patas de pie, de forma que puedas acceder a todas partes a la vez. Aplica el spray dorado con finas capas y dejando secar, no intentes acabar rápido aplicando mucha cantidad, porque es muy fácil que se creen gotones. 
6. Una vez seco, inserta las patas bajo el lavabo y comprueba con el nivel que las dos patas están rectas. Una vez todo nivelado, ya puedes asegurar las piezas de sujeción de la pared atornillando.
7. Opcional: puedes extender tu fiebre del oro por el resto del baño: tubos, papelera, incluso grifería...

Via Lovely Indeed


¿Qué te ha parecido esta forma tan fácil de embellecer un lavabo estándar con un presupuesto mini? ¿Te atreves a probarlo con un lavabo feo que querías tirar? Pues tienes un fin de semana por delante para poner bonito tu baño o aseo, aunque si te has quedado con ganas de más DIY, pásate por nuestra sección del blog aquí. Feliz fin de semana!!!


7 comentaris:

  1. Un resultado realmente expectacular, nuestro lavabo es feo y viejo, pero nuestro nivel en materia de manualidades aún es muy bajito. Nos guardamos la idea por sí algún día conseguimos desliarnos! Feliz finde!

    ResponElimina
  2. Que bonito! Me encanta como queda, es genial! bss
    Nika

    ResponElimina
  3. Me encanta! Queda genial y a la última! Feliz finde!!! Besos

    ResponElimina
  4. La verdad es que queda super bonito. En mi baño se ven los tubos del lavabo y son los tipicos latiguillos plateados y digamos que no acaban de convencerme, así que después de ver esto, me voy a animar a tunearlos seguro!!. Feliz finde!!

    ResponElimina
  5. Queda genial, le podemos dar un toque elegante al baño sin tener que gastarnos apenas dinero!

    ResponElimina
  6. Queda muy bien la verdad, una gran idea. Feliz finde

    ResponElimina