16 de maig de 2014

[DIY] Cómo restaurar un canapé y no morir en el intento...

Seguramente ya todos conocéis a nuestra estrella de hoy: el famoso canapé que formó parte de una obra de teatro, Los veraneantes, tal y como explicamos en su ficha aquí. Os vamos a explicar, paso a paso, nuestras aventurillas antes de dejarlo así...

Cuando lo vimos, enseguida nos cautivó su elegancia y su clase, estaba claro que detrás de esas telas aburridas y de esa madera rallada y golpeada se escondía una joya... 


Una vez realizado el tratamiento anticarcoma que ya explicamos aquí, procedimos a retirar el tapizado antiguo. Y descubrimos que todavía conservaba el relleno original de la época, a pesar de haber sido retapizado en varias ocasiones: empezábamos bien!!!


Acabada esta primera fase, continuamos con el decapado, ya que decidimos que una madera como el caoba no podía quedar escondida tras capas de pintura... Y el decapante debe ser el único producto del que no hemos conseguido una versión eco-friendly o al menos no corrosiva con nuestra piel y pulmones, así que máxima seguridad señores!!!


Una vez decapado, limpiamos con lana de acero y alcohol de quemar, para neutralizar el efecto del decapante, rascamos para eliminar astillas y el aspecto áspero de la madera y procedimos a barnizarlo con barniz al agua (2 capas).

Y ya estaba listo para tapizar!!! 


Lo hicimos aprovechando las telas antiguas como plantilla para cortar las nuevas. Y seguimos los pasos que os mostramos en este DIY para tapizar el culo de una silla.



Lo cierto es que no fue nada fácil... Las zonas donde veis los clavos era porque la grapadora no podía acercarse lo suficiente. Además al ser zonas tan estrechas, tampoco podíamos cortar la tela de los sobrantes, así que optamos por hacer un pliegue hacia dentro y dejarla justa, eso también lo complicó un poco... Por lo demás, felices por el resultado: primer reto, superado!!! 

Ahora era la hora de la 3a fase: los respaldos (por delante y por detrás). El detalle más importante, era el anclaje a la base, que reforzamos con cartón para que al tirar de la tela no se deshilachase... Por lo demás, seguimos los pasos que describimos aquí.


Siento no mostraros cómo usamos la pistola de cola caliente... Pero tenía la cámara en la mano... Quizás su aplicación sea la otra fase más delicada, pero enseguida se le pilla el tranquillo. Para hacer los giros al colocar la pasamanería, se clava un clavo en la esquina, como mostramos en la imagen, eso permite hacer un pequeño giro que puedes pegar con la cola caliente y seguir con el recorrido... Y ya conocéis el resultado!!! Un canapé elegante, sofisticado, pero con un toque joven y sexy... 






Quizás una de nuestras piezas preferidas, ya sea porque nada fue fácil, porque tiene mucho carácter o porque es preciosa... En fin, que ha sido todo un honor restaurar a esta estrella del teatro ;)! Más información en nuestra tienda online.


2 comentaris:

  1. ¡Fantástico trabajo de recuperación!

    ResponElimina
  2. Me encanta cómo ha quedado, el acabado de la madera y la combinación de colores <3

    ResponElimina