19 de febrer de 2014

Debilidad por el arte

Pues sí, confesamos nuestra debilidad por el arte... De hecho, los que habéis ido a nuestra tienda online habréis comprobado que es una de mis adicciones (hola, mi nombre es Cèlia y soy adicta al arte)... Así que encontrar esta casa en París, que sus propietarios han convertido en sede de la galería de arte que tienen en Barcelona (Tagomago), ha sido una revolución para nuestros sentidos. Exponen obras fotográficas para los visitantes, que pueden contemplarlas desde una perspectiva más íntima y personal...














2 comentaris:

  1. Genial, a mi también me encanta el arte y casas como estas me pierden!!!
    Un beso y feliz día!

    ResponElimina