18 de febrer de 2014

Un industrial italiano a lo grande


Este gran espacio, que antes fue una granja de gusanos de seda y más tarde un secadero de hojas de tabaco, fue un lienzo en blanco para la interiorista Paola Navone, quién dotó de personalidad este gran edificio diáfano. Destaca la colección de sillas de la gran mesa del comedor, pensada para las grandes reuniones familiares que caracterizan el estilo de vida italiano, y el revestimiento de azulejos de nido de abeja combinado con el parquet o el suelo hidráulico de los baños. Aquí todo respira y lo hace a lo grande...





4 comentaris:

  1. Esta misma casa la publique hace tiempo en mi blog, a mi también me impresiono su uso y lo grande de los espacios y el juego visual del suelo.

    Un saludo,

    Pedro

    ResponElimina
    Respostes
    1. Eso me indica que todavía no he chafardeado lo suficiente tu blog, jajaja!!! Un saludo!!!

      Elimina
  2. me encanta!! el suelo me ha parecido una pasada (como cualquier hidráulico que se me ponga por delante) siempre consiguen arrancarnos el corazón...pero este en especial me ha gustado la gama elegida!!
    La casa en general, genial!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias Ruth!! A nosotros también nos pueden las baldosas hidráulicas ;)

      Elimina