30 de març de 2016

[Get the look] Decorar el salón con grandes espejos

Via Elle Decor


La verdad es que eso de colocar espejos a modo de revestimiento en las paredes nunca ha sido de nuestro agrado, seguramente porque nos transporta a los años 80-90, cuando se hicieron verdaderas atrocidades que todavía quedan en muchas casas... Pero se trata de un recurso ideal para conseguir más luz y mayor sensación de amplitud, eso sí, usado con cuidado y con mucho mimo. Reglas básicas para acertar:

1. Colócalos al lado de una fuente natural de luz (no en frente)

Porque lo que quieres es que haya más luz en el interior, así que lo más adecuado es que permita que la luz revote en su superficie y la dirija a otro punto de la estancia (pero no en frente de la fuente de luz).

Via Nuevo Estilo




2. Que no reflejen a las personas que están en la estancia

No hay nada más desagradable que tener la sensación que hay más gente en casa (como si fuera un restaurante) o que alguien nos observa... Por eso no se recomienda colocar espejos en las zonas de la mesa del comedor o del sofá, donde se refleje a las personas que están sentadas. Un buen recurso es colocar un mueble grande en frente, que tape la zona donde están los comensales.

Via Houzz




3. Comprueba que se van a reflejar cosas interesantes y bonitas

Porque no hay nada más triste que ver reflejada una pared vacía y fea o tener que ver dos veces ese mueble que no te gusta. Apuesta por plantas, esculturas o muebles de diseño ligero, y presume de tu decoración!

Via La Dolce Vita Blog




4. Coloca piezas en contacto para crear simetrías y juegos visuales

La colocación de algunas piezas en contacto permite que no se vean reflejadas, en cambio otras que están más lejos sí lo hacen, y eso crea un efecto casi irreal y genera la duda de si se trata de un espejo o de una entrada a otra estancia...

Via La Dolce Vita Blog




5. No hace falta que lleguen del techo al suelo

Puede que a pesar de todo no te atrevas con grandes espejos, una opción es jugar con medidas más pequeñas, quizás porque un mueble va a tapar gran parte del espejo o simplemente porque no te apetece verlo todo reflejado...

Via Pinterest




6. Juega a crear la sensación de tener más ventanas

Se consigue un efecto fantástico de luz al colocar los espejos al lado de una ventana, favoreciendo la sensación que el número de ventanas se ha multiplicado y creando sensación de mayor aporte de luz natural. Importante: que el espejo no esté enmarcado de forma muy aparente o diferente al de las ventanas.

Via Cote de Texas






¿Qué te ha parecido este recurso para un salón o comedor? ¿Lo has usado alguna vez? Nosotros estamos casi, casi, decididos a hacer algo así en nuestro salón, sólo nos falta concretar tamaño y acabados. Si necesitas más ayuda para conseguir la casa de tus sueños, explícanos tus ideas y te ayudaremos a hacerlas realidad. Feliz miércoles!!! 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada