13 d’abril de 2016

[Get the look] Un mismo dormitorio, dos estilos diferentes

Si una cosa nos encanta del blog de Emily Henderson es que nos demuestran constantemente lo importante que es escoger bien los complementos y detalles para crear estilismos que hablen por sí solos... A veces nos centramos tanto en las grandes piezas de mobiliario que descuidamos el toque final, que es el que marca la diferencia muchas veces, además de ser el que puede arruinarnos la decoración por una mala elección.

Perfecto, ya tenemos la cama para nuestro dormitorio, quizás incluso una mesita de noche, ¿y ahora qué? Pues vamos a analizar cada uno de los detalles a tener en cuenta y que nos pueden ayudar a conseguir uno de estos dos estilos:


1. Estilo limpio y masculino






Como ves, la gama de colores que ha usado es muy neutra, a base de blanco con un toque azul en los cojines y algo de brillo en el dorado de la lámpara. Consigue un efecto relajado, muy zen, pero a la vez le añade toques divertidos, como el jarrón/cabeza y el cojín con ojos bordados... A Sara, su propietaria, le encantaba esta opción, pero quiso explorar una dirección más femenina...


2. Estilo suave y femenino






Y lo consiguió! Con el blanco como base y toques dorados, pero sustituyendo el azul por rosa pálido y amarillo, el efecto es instantáneo y además muy fresco y alegre. Un accesorio para guardar las joyas, una lámpara coqueta y una cesta para guardar pequeñas cosas que necesitas tener a mano acaban de crear ese toque cálido. El cojín de pelo largo y la deliciosa combinación rosa-amarillo le dan el punto Chic a la habitación. ¿Adivinas con qué estilo se ha quedado?

Via Style by Emily Henderson


Pues por lo que parece, la que ha elegido al final ha sido la gatita, y Sara, su dueña, se ha quedado finalmente con el estilo suave y femenino. ¿Y a ti? ¿Qué estilo te encaja más? ¿Has tenido en cuenta todos los accesorios y detalles que tienes en tu dormitorio? Ahora ya sabes que dicen mucho de ti... Feliz miércoles!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada